close
Divulgación Cultural

Poemario “5 metros de poemas a una muchacha de El Porvenir” por Manuel Rai Ávalos

 


A Katy Jara

EN COMARCAS DE POLVO

       te he buscado

           oh muchacha

donde fornidas señoras

                   tienden sus manteles

      a la hora del almuerzo

     y donde se bebe mucho

    porque trabajar

                más de 10 horas

                                    duele.

 

 

TU

 eres

    de extramuros

de barriadas rodeadas

              por fabricas

de campos de concentración

                      con horario fijo

al que fuiste arrojada

desde tu nacimiento

donde la náusea

          alimenta

              la despensa del día

y donde yo tomo el ómnibus

que sale de esta calle

para encontrarte

   trabajando

sudorosa

            jadeante

               cansada

como una hormiga

             en las galerías

                      de zapato y calzado

               d’ El Virrey.

 

 

YO SE QUE

      TU QUIERES

       progresar

              muchacha del porvenir

y cuidar de los tuyos

                   pero se necesita mucho vino

y champagne helada

para perder la conciencia

                            de este mundo

           que no lograste labrar

                             con tus manos

                   pero

                   ¿Qué puedo enseñarte?

¿Cómo se predestina la noche de este mundo?

               (incierto y perdido)

¿evadirse acaso

               es una misión del hombre?

           te digo

¿ha de acechar

               El hombre

 siempre lo que se opone a sus sueños?

                  eso me dijiste

               cuando bebías de mis labios

                                    la jalea

                                             de

                                                Píndaro.

 

 

CUANDO TE DESVISTAS EN ALGUN VESTIDOR

Del mall

           Y tu cuerpo

                      Quede desnudo

         Y un espejo solitario

                                refleje

                            el tambor de tu vientre

           Te escribiré

                        un par de versos

                                     del maestro Trim

                    para protegerte

                         de aquellos

                                     divertidos voyeristas

                                  que querrán espiarte

                                               mientras

                                                           yo

                                                             te bese.

 

 

BAILANDO EN SALAVERRY

       con semáforos

                       verde/ámbar/rojo

flores tranquilas que se despertaban

                            a nuestro paso

                             por aquellas madrugadas

                                             en las que caminabas

           con tu pequeño top

                            ligero y oscuro

                     tus senos libremente retozando

                                como frías cervezas destapándose

                al ritmo de cumbia

    el ultimo baile que tuvimos

      y los carbones encendidos de tus ojos

                 mirándome

             como un par de lánguidos botes

                                    en un atardecer

                                                deluxe.

 

 

AL LLEGAR A TU HABITACIÓN

      cerraremos

           las cortinas

              y las ventanas

tratando de protegernos

                     de

                       la demencia

                 de

               los teléfonos – celulares

       que anuncian

    una primavera permanente de publicidad

                 y consumismo

luego por fin

            podremos desnudarnos

                                 mutuamente

mis manos acariciando

la curva de tus hombros

                        dulces como la música de los nogales

                que había en tus movimientos

                cada vez que mi lengua

                te prodigaba

              un oleaje de caricias

     en tu punto

                      g.

 

 

YA VES

       QUE LA VIDA

           es una inagotable sorpresa

       y haber avanzado un poco más que todos

     no fue tan fácil

            como quedarse

                   con los brazos cruzados

ahora que sabes

que tus proyectos

van saliendo perfectamente

y tu graduación

                está a la vuelta de la esquina

¿No te parece que nuestros académicos se acostumbraron

a juntar palabras al igual que monedas para

                     tener mucho renombre

                                    y muy poca belleza?

 

 

TE ACUERDAS

cuando

           llegué a tu casa

               huyendo del collage

                      de lugares comunes que

                                         algún mal pintor soñó

un lienzo

donde tú estabas marchita

y yo lavaba

los trajes sucios de esta época

la primera toma de un fotógrafo

                                     ambulante

                                                  existencial

que captó el instante perfecto

y el sabor amargo

                 de esos últimos años de enamorados

                                en el que tú estabas cómoda

una escritura perfectamente lúcida

de lo que puede hacerle

                                     30 años de burocracia a la vida.

 

 

VISIONES

donde era yo

      quien te sollozaba

y te escribía tanto

como una de pared llena de afiches

anunciando el fin de los tiempos

visiones donde veía

que ya no sentías imaginación

en mis manos

visiones

en las que vi

a un ansioso muchacho

                              saltando una reja nocturna

                               para encontrarse contigo

                                    Katy

                             mi gatita

                         moviendo la cola

                                     en los techos de la lujuria

                    llegué a tu casa

                                 para cantarte

tú que creíste

                 que con el tiempo

                               de mi cariño ibas a olvidarte

                                       tus pretensiones fueron en vano,

                                        yo lo sé,

                                       yo que pensaba que olvidarte

                                            era igual que dejar de amarte…”

 

 

ES OCTUBRE

            y estoy aquí

                        sobre una noche cualquiera del diecinueve

                observando cómo se desmoronan

                                              los viejos imperios

              (todo lo que hice

                                       todo lo que amé)

                       tú conoces bien mi palabra:

                                                                  mi rostro tiene sudor

                                                    pero no maquillaje

es por eso que nuestras lenguas

                           siguen siendo aún

                                 un par de pinceles

                                   que luchan por dibujar

                 la belleza de una muchacha

                                         sentada en el microbús

                            que algún apurado transeúnte

                                         se olvidó apreciar.

 

 

Y

   LLEGAMOS

             -yerba fresca-

                                  a barrer

                                    los últimos residuos

              de una aristocracia

                  de una ciudad

                          neo-colonial

                         que se iba

               y debía irse

                 a un lugar tan acogedor

        como una vitrina

                              en

                         el Museo del Larco Herrera

El papel que me ha correspondido

             es mañana

Y es dejar

                 una parte de mí

                   en tus

                      gráciles

                         labios

y seguir como una mano compasiva

          que cierra suavemente

                             los ojos

                               de un ciego.

 

 

ALÓ

       DESDE

               UN TELEFONO PÚBLICO

      He marcado tu

   número telefónico

para decirte:

¿Te parece tan violenta

                            esta vida

                      como para no perderla

                                 tan solamente en soñar?

donde no estamos

                            más solitarios que toda esta gente

                     saludándose

                                        por feisbúk

aquí donde todo es daltónico: estas novelas

                                                 estos poemas

                                                 con olas grises como el silencio

                        cuando el demonio bosteza tallado

                                        en la madera de una iglesia antigua

en madrugadas inagotables

                       oyendo el lamento de Teodoro Arellano

                       en avenidas con autos estacionados

                          como piezas de ajedrez

                                                  por senderos terribles

comprendí entonces

                        que el hombre encontrará madurez

                                  en el arte de comprender

                                     que lo viejo

                                            y no el pasado se desecha

¿Todavía te preocupa que todo aquel pasado no fuera tan bello?

Yo sé que te niegas a mirar al pasado

                               como un aprendizaje dulce

                                                                    y difícil

y cultivar verdades

                 como una flor en el bolsillo

                                                   de la casaca

                                  para releerlas en momentos así

               (cuando el ómnibus frena

                            y nuevos pasajeros suben

                                                  y bajan en el destino buscado)

y completar apenas

                         con la última pincelada

                                                       precisa

                                                               el jardín

                          donde mi soledad se disolvió

                              como un gemido

                        porque así es cómo se forma el genio

                        con dolores que sólo el mar percibe

                          (tiempo pasado tiempo de mierda)

        con valores

                  que la muerte no podrá destrozar

toda una etapa de arpas de niebla

                       y tristeza

                               que tendrás que olvidar.

                                       **

una pesadilla que ha terminado

es viernes

y se escucha la parranda 12 en la radio

canción que bailamos

                               en Alexander Petion 509

cuando besé tus mejillas

                          por primera vez

                                      y te dije al oído:

“Todo cuerpo enloquece bajo la mano que dibuja su más secreta verdad”

              no colgaré el teléfono

                 para no perder tu voz

                        ¿Puedes escucharme todavía?

                  Soy yo quien te busca

                               a ti muchacha del porvenir

un poeta como laúd en tus manos

                     que se desliza en la grama

                                  y te escucha

                                          y se desnuda

                             en un lecho de yerba

                                   para ser amado por una leopardo

Por eso es que te quiero

                   ni amanerada

                         ni descuidada:

                                                clásica.

                                ***

Y por eso es que te escribo

              estos 5 metros de poemas

                        para que tus jadeos y gemidos

no sean tan solo la belleza

                             de un fugaz presentimiento…

 

 

SÉ QUE TE HE GUSTADO MÁS

           que un clásico griego

              por eso

                     sé bien

                         que mereces

              este

               y muchísimos otros

             (inextinguibles) poemas

y este bellísimo poema

          que no se improvisa

      como cualquier consejo de Ministros

               florece

                     para ti y para todos

                 esta poesía:

                        tu cuerpo

                             desnudo y oscuro

                                      misterioso

                 como el rio Moche

que vuela perfectamente

                como un avión sobre la noche.

 

 

 

Manuel Raí Avalos Julian (Trujillo – 1996) cursa la carrera de Derecho en la Universidad Nacional de Trujillo. Compositor de Soundcloud. Obtuvo el segundo lugar en los Juegos Florales UNT-2019 en el género poesía, y es miembro de la Asociación Académica de Ciencias Sociales “Leviatán”. Viene preparando su primer libro de poesía. El presente libro es inédito.

admin

The author admin

Experto en SEO y posicionamiento web en Google, apasionado por los algoritmos de los motores de búsqueda y analista de marketing cultural.

Leave a Response