close
el hombre y el leon

“Contaban los gentiles que cuando los rituales se hacían en la huacas, habían dos hijos del cacique del lugar. Uno que había tenido con una princesa de Chiquitoy y otro con una princesa de Moche.

El cacique dejándose llevar por la agilidad y destreza en los combates y la sabiduría del hijo de la de Moche, lo eligió para que lo sucediera, lo que provoco la ira y envidia de su hermano del otro valle.

En una de las salidas al Cerro Campana para capturar venaditos y recoger caracoles, el de Chiquitoy golpeo al de moche con una porra, dejándolo en el arenal tirado y ensangrentado. Pensando en que estaba muerto, lo dejo allí para que fuera comido por los animales y los gallinazos; regresando al pueblo y comunicando a su padre que los leones los habían atacado y que lo habían matado y llevado su cuerpo.

puma moche

El cacique lloro de dolor y se sumió en la tristeza. Y ordeno el duelo por la muerte del hijo querido.

Pero, el elegido de Moche no había muerto. Al despertar, vio a un león que parado frente a él, lo observaba. Tembló de miedo pensando en que su hora había llegado y que sería devorado por el animal. Se arrodillo y le suplico al cielo que lo protegiera, y al león, le rogo que no le hiciera nada. El león se le acercó, le olfateó el rostro, le dió la espalda y se marchó. El muchacho cayó a tierra llorando su buena suerte. Pero esta aun no terminaba. A las pocas horas, vio regresar al León con un huerequeque en el hocico, el mismo que depositó a sus pies. Tomó el ave, le arrancó la cabeza y bebió su sangre, agradeciéndole al león por la comida brindada.

El león lo cuido varios días y cuando ya pudo caminar, el muchacho se encamino a Moche mientras el León lo seguía, iba detrás de él. Fue todo un acontecimiento su ingreso al pueblo, la gente asombrada miraba como el León lo acompañaba como si fuera un perrito.

El cacique al enterarse de la buena nueva salió feliz a su encuentro y el león al ver al hermano traidor se le abalanzo matándolo en el acto. Cuentan que el muchacho se convirtió en nuevo cacique y que el león siempre lo acompaño hasta su vejez y que días antes de morir el cacique, misteriosamente el león desapareció. Así contaban los antiguos.”

Percy Valladares Huamanchumo

The author Percy Valladares Huamanchumo

Investigador, descendiente directo de gobernantes de la mitica cultura Chimu y protector acérrimo del cerro campana.

Leave a Response